Cortes

“La papilla es una mezcla triturada de alimentos, que pueden ser crudos o cocidos y por el tamaño y formación del estómago del bebé, la papilla debe ser espesa y consistente. Se deben aprovechar los tubérculos, cereales y alimentos que le brinden energía y proteínas”, recomendó la licenciada Dariela Armas del hospital San Bartolomé.

¿Qué debe contener una papilla?
• Carbohidratos: Cereales y tubérculos
• Proteínas de origen animal
• Grasas: Aceites o mantequilla

¿Por qué no empezar a alimentarlo antes?: Antes de los seis meses el niño aun no ha desarrollados sus capacidades motoras para deglutir los alimentos y su estómago aun no está preparado para digerir comidas más sólidas.

¿Cómo empezar a alimentar al bebé?: Es importante empezar con un solo alimento a la vez, puede ser arroz y combinarlo con la leche de la mamá para que el niño no lo rechace, luego de dos o tres días, agregar una verdura sancochada y aplastada, como espinaca o acelga y luego carnes como hígado, pollo deshilachado o huevo”, recomendó la pediatra.

Ejemplos de papillas infantiles:
1.    Camote con papa amarilla y pescado sancochado
2.    Yuca con papa amarilla y ¼ de un huevo mezclar la yema
3.    Puré de zanahoria con papa, carne molida o sangrecita para el almuerzo
4.    Para la media mañana: una fruta como pera, papaya o plátano en trocitos pequeños o aplastado
5.    Zanahoria, papa y zapallo con media cucharada de aceite vegetal
6.    Acelga o espinaca (hervidas) y papa bien molida, agregarle un poco de aceite de oliva

Recomendaciones de la especialista:
1.    Los productos elegidos para la elaboración de las papillas deben ser frescos y de buena calidad
2.    Al moler el puré, se debe añadir el agua necesaria para que tenga una consistencia suave
3.    No debe recalentar de una vez para otra. Es mejor cocinar lo necesario para cada día.
4.    El tomar mates luego de las comidas perjudica la absorción de hierro, no debemos darles ni mates ni gaseosas a los niños, es mejor darle un jugo de naranja, de frutas, agua o leche.