Consumo de agua segura en verano evita que los niños se enfermen

Las enfermedades diarreicas son una de las principales determinantes de desnutrición infantil. Al año mueren 860 mil niños por consumir agua de mala calidad.

La diarrea causa la muerte de unos 1,6 millones de niños por año, principalmente debido al agua contaminada y a un saneamiento deficiente.

Los niños de zonas donde no se cuenta con agua y desagüe tienen entre 10 y 12 episodios de diarrea al año.

“Las enfermedades respiratorias y diarreicas pueden prevenirse con un adecuado manejo del agua en el hogar. Si los niños consumen agua sucia tendrán infecciones intestinales, como no tendrán hambre dejarán de comer y si se enferman seguido afectarán su desarrollo”, indicó el doctor Elmer Huerta.

Asimismo, indicó que es necesario que toda la familia se eduque y mantenga limpia el agua del hogar, por ello recomendó lo siguiente:

1) Si no llega agua potable a tu casa, asegúrate de purificarla:
a) Hiérvela
b) Utilizar pastillas para reducir la carga de microbios
c) Exponer el agua a luz solar para eliminar las bacterias
2) Los padres deben educar a sus hijos a cuidar el agua que llega al hogar
3) Todos los recipientes de agua que están en casa deben estar limpios y con tapa
4) Los animales deben estar lejos de las fuentes de agua
5) En el agua limpia no se deben introducir otros utensilios
6) Si transportan agua, es necesario hacerlo en recipientes limpios y con tapa
7) Las manos deben lavarse antes de transportar el agua.

“En verano es fundamental hervir y tomar agua segura, si un niño se enferma es más difícil que se recupere por el calor y la deshidratación”, aseguró Huerta.