AFP

Cientos de mineros artesanales nicaragüenses se han sumado a las labores de búsqueda de siete de sus colegas en una vieja mina en Bonanza, en la costa del Caribe, donde ya han hecho 33 ingresos, informaron este lunes las autoridades.

La primera dama y portavoz del Gobierno, Rosario Murillo, señaló a medios oficiales, que las condiciones de búsqueda son "extremas", por las elevadas temperaturas y la inestabilidad de la mina.

Se cree que en el interior del yacimiento de oro están siete mineros artesanales, que quedaron atrapados el jueves pasado a causa de un derrumbe en un cerro cercano.

El viernes pasado fueron rescatados con vida 20 mineros, que se encontraban en un solo punto y habían conseguido contactar con los equipos de búsqueda.

Desde entonces se han efectuado 33 ingresos al área donde se cree que están los siete mineros que faltan, según Murillo.

En muchos casos se ingresa y se tiene que salir de inmediato, porque las condiciones en las que se está trabajando son condiciones extremas, tanto en términos de temperatura como en términos de riesgo" para los socorristas, agregó.

Murillo aseguró que hasta el momento han encontrado un mazo, un martillo, una coba y una lámpara de mano que presumen son de los desaparecidos.

El viceministro nicaragüense de Gobernación, Carlos Najar, indicó este lunes que hay dos obreros que colaboraron con los rescatistas que han sufrido desmayos.

"Los médicos están planteando que no se les permita el ingreso por temor a que su salud sea afectada severamente", dijo Murillo.

Las labores de búsqueda son coordinadas por el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred).

EFE