Corea del Norte acusó al Gobierno de Seúl de estar detrás de los ciberataques que el grupo internacional de hackers Anonymous llevó a cabo recientemente contra algunas de las páginas web de sus órganos de propaganda.

"Los servicios de inteligencia y otras fuerzas de Corea del Sur tienen sus tentáculos en tan provocativos actos contra nuestro país", aseguró el Comité para la Paz y la Reunificación de Corea en un comunicado publicado por la agencia estatal KCNA.

El grupo de activistas informáticos Anonymous reivindicó recientemente una serie de ataques en varias páginas web norcoreanas, incluido el portal Uriminzokkiri, y robaron e hicieron públicas las listas de decenas de miles de suscriptores.

El último de estos ataques se produjo la semana pasada coincidiendo con el 101 aniversario del nacimiento del fundador del régimen Kim Il-sung, la fiesta más importante del país.

"Es intolerable y una violación desenfrenada de las legitimas actividades en internet de la República Democrática del Corea reconocidas por la ley", señaló el comunicado.

Y explicó que la razón que prueba la implicación del "régimen marioneta de Corea del Sur" es "el torbellino que está montando" en relación a los seguidores surcoreanos de las webs norcoreanas, que se han descubierto a raíz de los ciberataques, a los que tilda de "espías del Norte" y "seguidores del Norte".

El Gobierno de Seúl puso en marcha tras los ciberataques una investigación para ver si aquellos ciudadanos surcoreanos que estaban suscritos a páginas norcoreanas estaban violando las leyes de Corea del Sur, que prohíben cualquier contacto con Corea del Norte o sus habitantes sin el permiso previo de las autoridades.

EFE