Fotos: Hospital Nacional Arzobispo Loayza
La donación de la asociación Respira Perú ha permitido implementar una sala para pacientes con requerimiento de mayor oxigenación. | Fuente: Hospital Nacional Arzobispo Loayza

El Hospital Nacional Arzobispo Loayza del Ministerio de Salud (Minsa) implementó 42 camas adicionales en los pabellones 6-II y 6-III con el fin de reforzar su capacidad de respuesta frente al incremento de casos de la COVID-19.

El doctor Juan Carlos Velasco Guerrero, director general del establecimiento de salud, precisó que las 17 camas del pabellón 6-III constituye la nueva Unidad de Oxigenación de Alto Flujo para pacientes con COVID-19, que requieren mejorar su capacidad de oxigenación y evitar la necesidad de cama en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Detalló que esta unidad está equipada con 10 sistemas CPAP y 5 cánulas de alto flujo (sistema de termodificador), ambos donados por la asociación Respira Perú.

"En tanto, las 25 camas del pabellón 6-II se utilizarán para hospitalizar a pacientes COVID-19 que requieren de tratamiento y manejo hospitalario para su recuperación, ambas salas están a cargo del servicio de Neumología", precisó Velasco Guerrero.

De esta forma, este establecimiento de salud cuenta con 264 camas para la atención de pacientes con esta enfermedad viral y distribuidas en las áreas de expansión, emergencia, hospitalización y cuidados intensivos.

Por su parte, el doctor Mario Daniel Danilla, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Loayza, comentó, con respecto a la Unidad de Oxigenación de Alto Flujo, que el Sistema CPAP es un dispositivo de presión continua que permitirá brindar una alta concentración de oxígeno a los pacientes, pudiendo suministrar hasta un 100% de oxígeno de ser necesario.

"Mientras que las cánulas de alto flujo son soportes oxigenatorios y tienen mejor tolerancia por los pacientes, ya que el oxígeno que transmite se encuentra temperado, además de suministrar flujos de oxígeno de 50 a 60 litros por minuto", precisó.