El descuido de un policía permitió conocer a la opinión pública el plan que tiene Scotland Yard para arrestar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, actualmente asilado en la Embajada de Ecuador en Londres.

El fotógrafo Lewis Whyld captó a un policía que sostenía un boletín en el que se ordena específicamente la detención "bajo cualquier circunstancia" del australiano en cuanto ponga un pie fuera de la sede diplomática.

En el documento, se detalla las opciones del fundador de WikiLeaks para escapar del edificio en el que se ha refugiado, alertando sobre la posibilidad de que sus seguidores organicen una revuelta para distraer a los efectivos policiales.

La prensa británica considera que la Policía Metropolitana ha quedado en vergüenza al divulgarse este plan de una manera tan inusual.