AFP

Ante cualquier temblor del cuerpo, muchos creen padecer Parkinson, pero esto no es así. El Dr. Carlos Cosentino, médico neurólogo y presidente de la Sociedad de Movimientos Anormales, explicó las razones en el programa Cuidando tu Salud, conducido por el Dr. Elmer Huerta desde Washington D.C.

“El temblor es un síntoma muy frecuente y tiene muchísimas causas, pero no todo lo que tiembla es Parkinson, dentro de eso, hay una condición médica que es un temblor esencial, que es más frecuente que el Parkinson y le da a la gente mayor… No todo temblor en el cuerpo es Parkison”, sostuvo el especialista.

Esta semana una muerte sorprendió al mundo: el actor Robin Williams dejó de existir. Allegados a su entorno manifestaron que padecía depresión y esto lo orilló a suicidarse. Ahora, se sabe que el artista sufría de Parkinson. ¿Existe una relación entre este mal del sistema nervioso con la depresión? La respuesta es sí.

Carlos Cosentino, señaló que el Parkinson no solo es temblor corporal, puede tener síntomas digestivos, problemas urinarios, y de erección en el caso de los varones; así como de memoria, del ánimo y dentro de esto la depresión.

El 40% de los enfermos de Parkinson sufren depresión, siendo este uno de sus síntomas más comunes, y muchas veces se presenta antes de las señales más visibles. “Uno de cada dos pacientes, harán depresión…”, agregó el médico neurólogo.

¿Qué origina la enfermedad del Parkinson? Su causa es la falta de dopamina, sustancia química producida por el cerebro, que ayuda a controlar el movimiento y la coordinación. Sin dopamina, las células del movimiento del cuerpo se ven impedidas de enviar mensajes a los músculos, ocasionando los temblores. Mayormente se presenta a partir de los 55 años de edad, aunque en el 10% de los casos aparece antes de los 40.

Este mal no es hereditario. “Es una enfermedad aislada, aunque hay un pequeño grupo de pacientes que tiene un Parkinson familiar, pero es la gran minoría, no es hereditaria”, añadió el galeno.

Concluyó que el tratamiento ideal para esta enfermedad está basado en dos pilares fundamentales: la atención con medicamentos y la fisioterapia, ya que la importancia de la actividad física es básica para mejorar la calidad de vida del paciente.

Se desconoce por qué la dopamina desaparece del organismo y, por lo tanto, el Parkinson, aún no tiene cura. Se espera que en los próximos años las investigaciones arrojen resultados positivos, que puedan aliviar este mal que aqueja a gran parte de la población mundial.

Redacción: Fabiola Espinoza Cañari

************
Cuidando tu salud, con la conducción del Dr. Elmer Huerta, desde Washington DC.
Cuidando tu salud, sábados a partir de las 11:30 a.m., por RPP Noticias. Encuéntranos también por el Facebook
Producción: Amelia Villanueva Ramirez