El cardiólogo Cecilio Zamora del hospital 2 de Mayo, indicó que el 80 por ciento de los soplos al corazón de los niños son patológicos y que por ello deben ser chequeados por el médico de cabecera, para que en la adultez no tengan problemas.

El galeno explicó que en la niñez se descubren problemas congénitos del corazón, que son detectados tardíamente, porque muchos de ellos no nacen en un hospital grande donde hay neonatólogos.

Dijo que de 20 a 25 años se encuentran problemas eléctricos de corazón y aconsejó a los padres de familia acudir al cardiólogo, cuando nota que su hijo no tolera los ejercicios.