Foto: Difusi
Desde pequeños siempre nos han repetido que hacer deporte es bueno para la salud. Pero, ¿si hubiera sabido que  la práctica del ejercicio físico está relacionado al incremento del deseo sexual?

Es que hacer una actividad física disciplinada aumenta la liberación de testosterona, que es una hormona que estimula el deseo sexual.

A partir de los 40 años, en algunos hombres y mujeres comienzan a decaer la producción de esta hormona.

Cabe recalcar que la actividad sexual en las personas mayores favorece un envejecimiento saludable, aunque la falta de información y los estereotipos hacen que a menudo se convierta en un tabú para los ancianos, especialmente entre las mujeres. 

Sin embargo, ha quedado de mostrado que la práctica del deporte ha aumentado su rendimiento en la cama a niveles elevados.  ¡Así que todos a hacer deporte!