El mundo recuerda el atentado del 11 de setiembre a las Torres Gemelas

Barack Obama y su esposa Michelle recordarán la tragedia en Washington con un minuto de silencio en la Casa Blanca y una visita al Pentágono.

 

Una coincidencia trágica. Hace 11 años, el 11 de setiembre de 2001, ocurrió en Estados Unidos uno los atentados terroristas que más conmocionó al mundo y que provocó la muerte de 3 mil personas y dejó a otras 6 mil heridas.

Los edificios del World Trade Center, símbolos de Wall Street en Nueva York, fueron el objetivo del grupo terrorista de Al-Qaida, liderado por Osama Bin Laden que usaron aviones como armas para cometer los atentados. 

Fueron 19 miembros de esta organización, divididos en cuatro grupos de secuestradores, cada uno de ellos con un terrorista piloto que se encargaría de guiar el avión una vez ya reducida la tripulación de la cabina. 

Los aviones de los vuelos 11 de American Airlines y 175 de United Airlines fueron los primeros en ser secuestrados, siendo ambos estrellados contra las dos torres gemelas del World Trade Center, el primero contra la torre Norte y el segundo poco después contra la Sur, provocando que ambos rascacielos se derrumbaran en las dos horas siguientes.

Las primeras imágenes que transmitieron las cadenas de televisión, eran de una gran humareda procedente de la torre Norte. Los medios aún no precisaban de qué se trataba, hasta que un segundo avión se estrelló. Entonces se empezó a hablar de un atentado terrorista.

Esto extendió la confusión en todo el país del norte. Durante todo el día se publicaron informes y noticias sin confirmar y contradictorias. 

En nuestro país, el secretario de Estado de EE.UU., Colin Powell, estaba participando en la cumbre de la OEA. Él tuvo que abandonar el país raudamente ni bien llegaron las primeras informaciones del atentado.

Ceremonia

Barack Obama y su esposa Michelle recordarán la tragedia en Washington con un minuto de silencio en la Casa Blanca y una visita al Pentágono, donde se estrelló uno de los cuatro aviones secuestrados por miembros de la red terrorista Al Qaida.

Como viene ocurriendo desde el primer aniversario, familiares de las víctimas leerán en orden alfabético los nombres de las personas fallecidas en los ataques de 2001 así como de los 6 muertos en el atentado contra el WTC en 1993.

A medida que los años pasan, crece además la tensión entre las familias de las víctimas, que ven al memorial de Manhattan como un "lugar sagrado", y el gran público, que se muestra cada vez más dispuesto a dar vuelta a la página.