Cortes

El estudio realizado por un equipo español, señala que ya existían trabajos y datos que afirman la relación positiva entre la lactancia materna y el desarrollo intelectual de las personas, trabajando en esta línea analizaron factores paternales y el efecto positivo de los ácidos grasos que tiene la leche.

Sobre el estudio:
Tomaron una muestra de más de 600 mujeres embarazadas e hicieron un seguimiento a lo largo de los primeros catorce meses de vida del niño.

El trabajo confirmó que los niños que recibieron leche materna y siguieron siendo amamantados de forma exclusiva puntuaban más altos en las pruebas de la escala Bayley, que mide el desarrollo intelectual y psicomotor.

Queda por determinar si estos efectos se mantienen en el tiempo y cuál sería el resultado obtenido en lactancias que duren más de dos años.

Sin duda la leche materna tiene las sustancias que necesita el cerebro del bebé para desarrollarse a la máxima capacidad. Sigamos promoviendo la lactancia materna exclusiva, y de modo complementario hasta los dos años de edad.