AFP

El papa Francisco pidió que se "unan las fuerzas para prevenir las vergonzosas tragedias" de los inmigrantes que pierden la vida en el Mediterráneo, después de los últimos naufragios en los que han fallecido decenas de personas que intentaban llegar a Italia.

"Recemos por las personas que en estos días han perdido la vida en el mar Mediterráneo", dijo el papa durante la celebración de la audiencia general en la Plaza de San Pedro.

Francisco instó a que "se pongan en primer lugar los derechos humanos" y a que "se unan fuerzas para prevenir estas vergonzosas tragedias".

El llamamiento del pontífice argentino se produce después del último naufragio ante las costas italianas y en el que han muerto al menos 17 inmigrantes norteafricanos y decenas resultan desaparecidos, cuando volcó la barca en la viajaban a 100 millas al sur de la isla italiana de Lampedusa.

Esta nueva tragedia se produce después de que el pasado domingo se encontrasen los cadáveres de 40 inmigrantes frente a las costas de Libia.

El papa Francisco eligió la isla de Lampedusa, símbolo del drama de la inmigración, como su primer viaje en Italia.

 

EFE