Escocia busca independizarse ¿Cuáles son las consecuencias?

Es sabido que los escoceses son más europeístas que el resto de miembros de Reino Unido. Por ello, una Escocia independiente podría afectar la participación del Reino Unido en la Unión Europea.

Este 18 de setiembre se llevará a cabo el referendo donde los escoceses decidirán si quiere seguir formando parte de Reino Unido (conformado por Inglaterra, Escocia, el País de Gales e Irlanda del Norte) o si quieren independizarse luego de casi 300 años. Más allá que del estatus político, también están en juego temas económicos y parte de la estabilidad de la Unión Europea.

¿Cómo afectaría la independencia de Escocia a la Unión Europea?

Es sabido que los escoceses son más europeístas que el resto de miembros de Reino Unido. Por ello, una Escocia independiente podría afectar la participación del Reino Unido en la Unión Europea. Si hubiese otro referendo para decidir su pertenencia a la EU, faltarían los cuatro millones de votos escoceses que podrían ser decisivos.

Además, países como España y Bélgica podrían pasar por lo mismo al estar conformados por grupos que también están buscando la independencia. Incluso los ciudadanos católicos de Irlanda del Norte podrían animarse a dejar de ser parte de Reino Unido.

¿Cuándo entraría en vigor la independencia de Escocia en caso esta decisión triunfe en el referendo?

Si gana el voto positivo, habría una fase de transición que culminaría el 24 de marzo del 2016. Para entonces tendrían que estar resueltas todas las cuestiones económicas y políticas que le darán la independencia a Escocia.

¿Escocia seguirá siendo parte de la Unión Europea y de la OTAN?

Como nuevo Estado, si llega a separarse de Reino Unido, Escocia no formaría parte de la Unión Europea ni la OTAN y tendría que solicitar su ingreso a ambos grupos. En el caso de la OTAN, tendrá que tener la aprobación de todos los miembros que conforman esa alianza.

¿Qué moneda adoptaría Escocia de lograr la independencia?

El primer ministro escocés, Alex Salmond, anunció que mantendría a la libra esterlina como moneda de cambio. Escocia imprime sus propios billetes y su valor está ligado al de la libra; sin embargo, de ser necesario, el nuevo gobierno escocés podría devaluar la moneda y modificar las tasas de interés para ayudar a resolver problemas presupuestales

¿Y las deudas conjuntas?

En el proceso de transición, Escocia seguirá teniendo responsabilidad en la deuda compartidacon lo que quedaría de Reino Unido, así lo ha dado a entender el gobierno británico. Posteriormente, Escocia tendrá que asumir una parta proporcionada de las deudas de Gran Bretaña, las cuales podrían ser repartidas en proporción a la población de cada país o según su desempeño económico.