La violencia de género se manifiesta a través de diversas formas: física, psicológica, sexual y económica-patrimonial.

La Ley Nº 30364 “Ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar” comprende las definiciones sobre los tipos de violencia.

Violencia física: Acción o conducta, que causa daño a la integridad corporal o a la salud. Por ejemplo, golpes, puñetes, patadas, empujones, jalones de cabello, bofetadas, entre otros.

Violencia psicológica: Acción u omisión que busca controlar o aislar a la persona contra su voluntad, a humillarla, avergonzarla, insultarla, estigmatizarla o estereotiparla. Por ejemplo, calumnias, gritos, insultos, desprecios, burlas y toda acción para dañar su autoestima.

Violencia sexual: Acción de contenido sexual que se cometen contra una persona sin su consentimiento o bajo coacción. Además de los delitos de violación sexual, actos contra el pudor y tocamientos indebidos, incluye actos que no implican penetración o contacto físico. Los ejemplos de esto último, están referidos al acoso sexual en espacios públicos, exposición del cuerpo sin consentimiento, insinuaciones sexuales, entre otros.

Estas son algunas situaciones donde se pone en evidencia que puedes ser víctima de situaciones de violencia.

  • Si tu pareja revisa tus llamadas y mensajes del celular.
  • Sientes que se molestará hagas lo que hagas.
  • Se molesta si conversas con tus amistades.
  • Se comporta violento contigo si toma alcohol o se droga.
  • Te condiciona el uso de métodos anticonceptivos.
  • Te insulta o te grita.
  • Te compara con sus exparejas.
  • Exagera tus defectos en público.
  • Te ha amenazado si le dijiste para terminar.
¿Qué opinas?