Según información policial, la mujer estuvo desaparecida por 15 días. Todo este tiempo fue encerrada por su pareja y obligada a ingerir veneno. | Fuente: Faceook

Sandra Medina Avilés, una madre de familia de 38 años, fue secuestrada y envenenada presuntamente por su pareja, Wilmer Salas Pisco de 18 años, en el distrito de Aucayacu, provincia de Leoncio Prado (Huánuco) 

La mujer, madre de cuatro niños, murió el último jueves tras una agonía de 15 días, tiempo en que Salas Pisco la habría mantenido secuestrada en la vivienda de ambos y forzado a beber veneno. 

Los familiares de la víctima denunciaron su desaparición el pasado 26 de diciembre, y según su versión, el presunto asesino mantuvo encerrada a Sandra y tras su muerte, huyó.  

Según aseguraron los vecinos de la pareja a medios de prensa, ambos mantenían una relación tormentosa debido a los celos.

De confirmarse la hipótesis policial, Medina Avilés, quien llegó en estado grave el mismo jueves al centro de salud de Tingo María (Huánuco), se convertiría en la sexta víctima de feminicidio en el país. (Con información de EFE)

¿Qué opinas?