Romina Antoniazzi en el II foro "Mujeres de Cambio" | Fuente: © Santos Perú

Romina Antoniazzi, ex jefa de prensa de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) y periodista, habló sobre la clasificación de Perú al Mundial de Rusia y cómo fue trabajar en un mundo mayoritariamente masculino en el bloque de historias inspiradores del II foro “Mujeres de cambio” de RPP.

Tomar la decisión de trabajar en la FPF no fue fácil. Tenía que dejar su trabajo antiguo donde tenía horarios flexibles que le permitían estar con sus hijos, un buen sueldo y varias facilidades; para comenzar un trabajo donde viajaría muchísimo, tendría horarios pesados y no sabía si económicamente sería favorable.

“Cuando ingresé como jefa de prensa, la primera mujer en este cargo, me pidieron una transformación: cambiar el fútbol peruano. Yo me sentí muy honrada porque estaban confiando en mi capacidad y también porque yo quería cambiarlo”, contó. Así que luego de meditarlo y conversarlo con su familia, aceptó.

Desde el día uno, el comando técnico y el área estrictamente deportiva – pese a que ella creía que iban a ser los más complicados - le dieron la confianza, la empoderaron y la trataron muy bien. En general, en la FPF le dieron el mejor trato posible. “Eso fue una fortuna, saber que hay un líder que te da ese respaldo y que tú puedes hacerlo es lo mejor de las cosas que me han pasado”, aseguró la periodista.

Sin embargo, las críticas llegaron desde afuera: “me decían que tenía que sonreír más, pero a pesar de que yo trataba no podía. Yo estaba ahí para guardar un orden, para cumplir los protocolos, para que el caos no impactara en la selección. Probablemente no iba a ser la mujer más simpática del mundo porque mi trabajo no era ser eso. De repente, la expectativa que tenían era tener una mujer como jefa de prensa que podía ser más alegre o suave en el trato, pero creo que más importante era el trabajo por hacer. Finalmente, los periodistas no viven de la sonrisa de alguien, sino de la información y el trabajo”.

Durante su tiempo con la Selección, apareció un personaje: “Gomiléfica”. Un programa cómico comenzó a parodiar las escenas de Ricardo Gareca y a ella la pusieron como la malvada Maléfica; caracterizada por ser una bruja, vestida de negro y muy mala. Aunque esto afectó a Romina, no intervino con su trabajo. “Ahí me puse a pensar que la comicidad y el humor nos hacen reflexionar. Quizás puede ser extraño que una mujer sea fuerte y controle situaciones porque no estamos acostumbrados a ver eso. Pero no tiene nada de extraño. Si nosotros a través de estos personajes podemos romper estos paradigmas, pues bienvenidos sean”, contó Romina.

Para la ex jefa de prensa llegar al Mundial de Rusia 2018 fue un gran logro, así como muchos otros que hubo dentro de la FPF. Sin embargo, uno de los más importantes fue personal: aprender que ella era capaz de hacer grandes cosas a pesar de la adversidad. “Creo que la naturaleza de la mujer es ser un cambio social, eso lo vamos a vivir siempre. Lo más importante es alcanzar los sueños, así como yo pude alcanzar el mío”, finalizó.

 

 

¿Qué opinas?