PIntegraci

Pedro Nolasco Polinar es un creativo e innovador que  tiene más de 18 años de experiencia en la fabricación de turbinas y la construcción de microcentrales hidroeléctricas,  que gracias a su trabajo ha hecho posible que muchas comunidades alejadas y olvidadas de Huánuco, cuenten con energía eléctrica, a un costo al alcance de sus bolsillos.

Don Pedro, nunca a estimado esfuerzos para ir a los caseríos así le cueste días de caminatas, todas las comunidades que requieren sus servicios son atendidas, siempre con la ayuda de su hijo Freddy y su ingenio que están centrados en ayudar a los demás en tener un recurso tan básico.

Bajo la dirección técnica y la experiencia de Don Pedro, los diferentes comuneros (socios) realizan los trabajos que se les encarga. Así, la comunidad participa, directamente, en todos los trabajos que se requieran para la total construcción de la planta microhidroléctrica y hacen uso de sus propios medios, para lograr este fin.

“No busques el dinero, busca resultados”, es una frase recurrente en Pedro que resume el esfuerzo, dedicación y empeño que pone en cada uno de los trabajos que realiza para el beneficio de las comunidades.