La Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), en la que Chile es el invitado de honor, abrió las puertas de su XXVI edición con una dedicatoria especial al escritor mexicano Carlos Fuentes, quien falleció repentinamente en mayo pasado.

En la apertura también destacó la ausencia del escritor peruano Alfredo Bryce Echenique, ganador del Premio FIL de Literatura Latinoamericana en Lenguas Romances, a quien se le entregó el galardón por anticipado.

La decisión se tomó después de una controversia relacionada con si era o no Bryce merecedor de un premio literario a pesar de estar involucrado en varias denuncias de plagio por artículos periodísticos surgida a partir de la crítica de doce académicos mexicanos contrarios a que se le entregara el galardón.

A la postre el jurado mantuvo su fallo, de carácter inapelable, pero la asociación civil a cargo del Premio FIL decidió entregárselo en su casa de Lima (Perú).

La sensible ausencia del ganador la cubrió otra más definitiva, la de Carlos Fuentes (1928-2012), fallecido el pasado 15 de mayo repentinamente a los 83 años y considerado un "gran amigo" de la FIL por su presidente, Raúl Padilla.

En total se expondrán en la FIL 2012 más de 320.000 títulos llegados sobre todo de países de habla hispana y pasarán por ella "cerca de 700.000 asistentes", detalló Padilla.

Por la FIL 2012 pasarán más de 600 escritores así como 18.000 profesionales del libro, casi 2.000 editoriales procedentes de 43 países.

En esta ocasión Chile es el invitado de honor, con una delegación con 80 editoriales y de 350 personas de las cuales 100 son escritores, el 70 % de ellos, relacionados con la literatura, así como un amplio programa musical y de exposiciones culturales

EFE