EFE

La Policía de Indonesia ha detenido a 102 prisioneros tras la fuga masiva ocurrida el pasado jueves en una cárcel en la isla de Sumatra en la que murieron cinco personas, indicaron hoy medios locales.

Las fuerzas del orden continúan la búsqueda de las decenas de reos que consiguieron huir tras provocar un incendio en la prisión de Tanjung Gusta, en el oeste indonesio, indicó el portavoz de la Policía, Agus Rianto.

Un día después de la huida de unos dos centenares de presos, los soldados lograron acceder al recinto tras negociar con los prisioneros amotinados en el interior.

Alrededor de 500 agentes de la Policía y 300 soldados fueron desplegados alrededor de la prisión de Tanjung Gusta, en la que perecieron tres reos y dos funcionarios de prisiones durante un incendio provocado por los presos.

Con el fuego, los presos de la penitenciaria ubicada en Medan, la capital de la provincia de Sumatra del Norte, querían protestar por los cortes de electricidad y de suministro de agua.

La prisión de Tanjung Gusta cuenta con unos 2.500 presos, entre ellos 22 condenados por terrorismo, a pesar de que solo tiene capacidad para albergar a 1.054 reclusos.

EFE