El Ejército israelí bombardeó esta madrugada seis objetivos en la franja de Gaza, que vive desde el viernes una espiral de violencia en la que han muerto 18 palestinos, dos de ellos civiles.

La Fuerza Aérea de Israel atacó "un almacén de armas y cuatro puntos de lanzamiento de cohetes en el norte de la franja de Gaza, además de otro lugar de lanzamiento en el sur de la franja", informó el Ejército en un comunicado.

Una portavoz militar precisó a Efe que, durante la noche, las milicias palestinas lanzaron alrededor de una veintena de cohetes, que no provocaron daños ni víctimas en Israel.

Los aviones israelíes también "impidieron un intento de lanzar un cohete en el sur de Gaza, atacando a un terrorista poco antes de que disparase el cohete contra Israel", explicó la portavoz, que dijo que habían "alcanzado el blanco".

Sin embargo, desde la franja de Gaza no se ha informado por el momento de ninguna víctima mortal como consecuencia de los últimos ataques, que son, según la nota del Ejército, "una respuesta directa al continuo fuego de cohetes contra el sur de Israel".

EFE