El brigadier Juan Piperis Caravasi, fue elegido como el nuevo comandante general del Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Perú el pasado 30 de noviembre; sin embargo, aún está pendiente su posesión de cargo por la falta de una resolución suprema de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).

El nuevo jefe de Bomberos, quien debió asumir la comandancia el jueves 1 de enero de 2015, atribuye la demora a problemas burocráticos.

Asimismo, recordó con preocupación, que en una ocasión anterior por una demora similar, se dejó sin efecto la elección de la nueva autoridad y se convocó a una nueva votación.

"La ley dice que si no se ratifica habrá que hacer nuevas elecciones (...) pero eso ya se convierte en un vicio", comentó.

Piperis Caravasi, solicitó que la PCM respalde lo antes posible su elección puesto que se ha generado un vacío de gobierno en el cuerpo de bomberos. Precisó que ante la salida del anterior comandante y la imposibilidad de que asuma el cargo, no hay quien pueda firmar las resoluciones de jefatura de su institución.

Explicó que si decidiera firmar una resolución operativa ante una emergencia, incurriría en delito por usurpación de funciones.

Aseguró, que la PCM cuenta con un acta del proceso electoral en el que salió elegido, toda vez que contó con la presencia de un veedor de esa dependencia del Ejecutivo, que confirmó que la elección se hizo conforme a ley.