Justicia británica limita acceso a información incautada a Miranda

El Tribunal Superior de Londres dictó una orden que impide a las autoridades "inspeccionar, copiar o compartir" la información incautada al brasileño.
AFP

El Tribunal Superior de Londres dictó hoy una orden que impide durante una semana a las autoridades británicas "inspeccionar, copiar o compartir" la información incautada en Heathrow al brasileño David Miranda, pero que les permite examinarla para "proteger la seguridad nacional".

Los abogados de Miranda, novio del periodista que divulgó los documentos secretos del exespía Edward Snowden, tratan de recuperar en los tribunales el ordenador y el teléfono móvil del brasileño, que según ellos contienen documentos y fuentes periodísticas que es necesario proteger.

Por el momento, sin embargo, solo han logrado una orden provisional que limita el acceso a esa información por parte de las autoridades hasta el próximo 30 de agosto, cuando se celebrará la vista definitiva sobre el caso.

Si bien el tribunal aceptó en parte la petición de Miranda de preservar los datos almacenados en sus discos duros y tarjetas de memoria, también fue sensible a los argumentos de la policía y el ministerio de Interior, que subrayaron que el joven no es periodista y poseía documentos secretos robados.

"Ahora tienen siete días para demostrar que existe una amenaza real a la seguridad nacional", afirmó Gwendolen Morgan, representante legal de Miranda, tras conocer el dictamen provisional de los jueces.

El abogado de las autoridades británicas afirmó por su parte que la ministra de Interior, Theresa May, "no comparte que nos encontremos ante material periodístico" y que considera que Miranda "no es un periodista".

La policía, que ya había comenzado a inspeccionar la información, incautó el ordenador y otros dispositivos del novio del redactor del diario británico "The Guardian" Glenn Greenwald el domingo 18 en el aeropuerto londinense de Heathrow, donde fue retenido durante nueve horas bajo el amparo de la ley antiterrorista británica.

El letrado de la policía de Londres Jonathan Laidlaw dijo durante la vista que las "decenas de miles" de páginas almacenadas en los dispositivos de Miranda contienen "material altamente sensible cuya divulgación supondría un grave perjuicio para la seguridad pública".

EFE