RPP/Claudia Alarco

Como terapeuta, y como madre comprendo que las crisis adolescentes pueden ser complejas de manejar, pero, no imposible. Durante la infancia los padres se ocupan de crear hábitos en sus hijos, y esta labor educativa funciona adecuadamente hasta los 12 años aproximadamente. 

A partir de los 12 años, los chicos suelen modificar su conducta es decir, el buen comportamiento se inclina ahora hacia la desobediencia, la rebeldía, los cuestionamientos a los padres, las soledades auto impuestas, los cambios de humor, los arrebatos, etc. 

Pero, qué sucede cuando llega este momento? Los padres suelen sentirse abrumados, y desmoralizados. Ya que llegan a sentir que no es justo tanto tiempo educando a sus hijos para que al final el vínculo con sus hijos adolescentes se convierta en un campo de batalla. Muchas veces, los padres suelen culparse y perder el eje en relación a la educación y nueva forma de vincularse con sus hijos ya más grandes.

Como padres deben aprender a ser un soporte emocional frente a las crisis adolescentes, como un colchón para sostener las caídas de los chicos, una caja de consejos con herramientas que los ayuden a construir una vida a futuro en base a hacerle frente a las situaciones de conflictos. Pare ello además, se debe de educar con el ejemplo, padres que hacen frente sus problemas, y no huyen. Ya que los padres pueden educar mejor con autoridad moral, y buenos ejemplos de vida (a modo de lecciones).

Reconozcamos que los adolescentes en este período de desarrollo fluctúan entre una dependencia y una independencia extrema, y solo la madurez les va a mostrar que se logra ser independiente dentro de un margen de dependencia. Sin embargo, al inicio el chico se mueve por el impulso del desprendimiento, y la defensa que impone el miedo a lo desconocido.

El tránsito por la adolescencia suele ser complejo, acompañado de conflictos, temores, y ambivalencias. Es cuanto más tiempo, y más conversas requieren los chicos de sus padres. Solo sus padres pueden ayudarlos a transitar de manera menos complicada, y sobre todo, padres que escuchan y acompañan el crecimiento de sus hijos con amor tendrán que enfrentar menos huidas del hogar.

Aporte brindado por: Dra. Maribel Briceño- Psicóloga Clínica - Psicoterapeuta -Máster en Asesoramiento Familiar.

Teléfonos: 445 9974 / 241 4401

Nuestra invitada: Dra. Maribel Briceño

***************

Para participar en nuestro programa, puedes contactarte con nosotros a los números: 212-4100, 212-7165 y desde provincias gratis al 080013140.

Recuerda poner tu edad y tus comentarios no deben exceder las seis líneas.

Era Tabú, de lunes a viernes a partir de las 4.30 de la tarde por RPP Noticias.

***************

Si eres oyente de Era Tabú, no te olvides de seguirnos también por el Facebook. Ingresa a Era tabú y da clic a Me Gusta.

***************

Producción: Claudia Alarco La Cruz

***************