Más de la mitad de la población peruana prefiere consumir medicamentos sin prescripción médica, cifra alarmante que Alfredo Castillo, representante técnico de la Asociación Nacional de Laboratorios Farmacéuticos (ALAFARPE) explicó al referirse a los riesgos que la automedicación conlleva, entre ellos la resistencia a los antibióticos, en la cual el paciente se hace inmune a los efectos de un medicamento específico, lo cual lo obliga a probar productos más fuertes.

Por su parte, Juan Villena Vizcarra, decano del Colegio Médico del Perú indicó que otro riesgo de la automedicación tiene que ver con el error de diagnóstico, ya que los usuarios consumen fármacos para tratar cierto mal que no ha sido diagnosticado previamente por un médico, por lo que en la mayoría de casos no se combate la enfermedad sino solo los síntomas. A esto se le suma el peligro de ingerir sustancias tóxicas o que produzcan reacciones alérgicas en el paciente, lo cual podría conducir en poco tiempo a la muerte.

Los especialistas aconsejan analizar los componentes cada medicamento con la asistencia de químicos farmacéuticos, así como no dejarse llevar por los anuncios publicitarios y mucho menos por recomendaciones de terceros no expertos.