En 2012, el doctor fue condenado a 2 años de prisión suspendida en Estados Unidos por consumo de pornografía infantil. | Fuente: Daily Herald / RPP Noticias

El doctor Hugo Armando Álvarez Duarte (54) fue acusado de tocamientos indebidos a una paciente el último viernes, en la Clínica Maison de Santé de Chorrillos. Sin embargo, este no sería el único escándalo del galeno.

En 2012, un juez en Estados Unidos condenó al médico a dos años de libertad condicional y 60 días de trabajo en la cárcel por consumo de pornografía infantil. Además, el magistrado, George Bekalis, ordenó que sea incluido en un registro como delincuente sexual. Esto también originó una futura deportación a Perú.

Este lunes a las 10 de la mañana, la Corte Superior de Lima Sur decidirá si Álvarez Duarte cumplirá una prisión preventiva o queda bajo libertad condicional.

Su arresto se dio en noviembre de 2011, luego de que una tienda de reparación de computadoras denunciara que encontró pornografía infantil en la computadora personal de Hugo Álvarez, informó el diario Daily Herald.

No solo eso, la Policía encontró más material pornográfico en un disco externo y otra computadora que también era usada por el doctor.

“Él ha perdido mucho; su matrimonio, su ciudadanía, su licencia médica”, dijo su abogado Tim Martin sobre Álvarez Duarte, en aquel año a el diario Chicago Sun-Times.

A Álvarez se le prohibió tener contacto sin supervisión con menores y debía de reportarse a las autoridades judiciales hasta enero de 2014.

Denuncia de tocamientos

La madrugada del viernes, RPP Noticias recibió la denuncia a través del Rotafono. Sebastián Casapia, pareja de la víctima contó que el doctor aprovechó que la mujer estaba sedada para realizarle tocamientos indebidos.

Fue la propia víctima que alertó del hecho pese a que estaba semiinconsciente. “Una hora después (de que fue internada), se me pide entrar a la sala donde estaba ella y el doctor, y ella me dice “me está tocando, me está tocando””, contó Casapía.

El joven increpó al médico, que terminó confesando su delito. “Lo lamento, lo siento. Sí, la toqué, lo siento. Perdóneme”, se le escucha decir al doctor en un audio grabado por el denunciante.

¿Qué opinas?