Nivel de colesterol depende más de factores genéticos que de alimentos

El último informe del Comité Asesor de Guías de Alimentación de Estados Unidos, señala que el alto consumo de colesterol en las comidas no está relacionado con las enfermedades cardiovasculares.

Tras varias décadas de advertencias sobre los riegos de consumir alimentos con altos niveles de colesterol, la máxima autoridad estadounidense sobre alimentación ha señalado que ya no debe ser considerado "un nutriente cuyo consumo exagerado deba causar preocupación”.
 
De hecho, el último informe del Comité Asesor de Guías de Alimentación del Gobierno Federal de Estados Unidos, señala que el alto consumo de estas grasas en las comidas no está relacionado con las enfermedades cardiovasculares.

Sin duda, esta afirmación puede cambiar drásticamente la forma en que los norteamericanos y el resto del mundo se relacionan con los alimentos que contienen colesterol, como el huevo, los mariscos y los lácteos.

El doctor Elmer Huertas explicó en un reciente artículo publicado en el diario El Comercio, que la principal razón para estas conclusiones es que "ha quedado claro que el colesterol de la sangre (...) depende más de factores genéticos que de la cantidad de colesterol en la comida".

El especialista ha precisado que el nivel de colesterol en la sangre se debe en un 80% a una cuestión genética, y que su nivel si permite saber qué enfermedades puede sufrir el paciente.

En opinión de la nutricionista Sara Abu-Sabbah la nueva guía de organismo estadounidense generará varios cambios en los regímenes alimenticios, tanto para las personas sanas como para las diagnosticadas con altos niveles de colesterol. Explicó que en el caso de estos últimos dependerá de las recomendaciones de los especialistas.

"Eso es lo que va ir cambiando, o sea, las personas que quieren consumir un huevo o dos al día no tiene por qué temer, incluso las personas sanas que eventualmente consumían otros alimentos ricos en colesterol como el hígado, los sesos, el bazo, los mariscos no van  a tener esta restricción severa", dijo a RPP Noticias.

"Sin embargo, aquellas personas que no consumían hígado de pollo porque tiene mucho colesterol pero tiene  una gran cantidad de nutrientes la recomendación va a ser consúmalo (...) porque no va a tener mayor significancia (...) salvo que seas una persona donde el médico te ha dicho estas con factores de riesgo y en tu caso particular vamos a tener que cuidar la frecuencia de consumo", agregó.

Por su parte, el decano del Colegio de Nutricionistas del Perú, Roy Miranda, señaló que esta permisividad de las autoridades sanitarias de Estados Unidos, alentará el consumo de comida chatarra.

"Están cometiendo un error al no analizar todas las variables de porque se tiene el colesterol o porque aparecen enfermedades arterioesclerósicas", sostuvo.

Es preciso señalar que esta nueva información sobre el colesterol no debe constituirse en una carta libre para generar desórdenes alimenticios. El alimentarse saludablemente y tener actividad física de manera regular, siempre serán las mejores recomendaciones.

LOS DE CONTEXTURA DELGADA TAMBIÉN PUEDEN SUFRIR DE COLESTEROL

Por su parte, el doctor Ricardo Abugattás, médico cirujano especialista en intervenciones cardiovasculares, señaló que el exceso de colesterol en la comida produce daños en forma lenta y silenciosa y va acumulándose y cerrando las arterias

Manifestó que los exámenes o análisis para medir el colesterol se debe hacer desde la adolescencia. “Existen varios factores que producen dislipidemia, las enfermedades cardiovasculares, como la obesidad que aumenta los triglicéridos. (…) El abuso de la ingesta de alcohol también aumenta los triglicéridos”, dijo.

Señaló que incluso las personas delgadas pueden presentar triglicéridos y colesterol altos. “El factor hereditario es importante, pero no es el absoluto, es también la ingesta. Por eso la dieta debe acompañarse de ejercicio. La actividad física debe ser programada lo más cercano a diario: 5 o 6 veces por semana, no menos de 20 minutos”, sostuvo.