Noticia 360: Perú es uno de los países más informales del mundo

El 61 % de nuestro PBI se genera en la economía informal y 90 % de las empresas es informal. ¿Qué debería hacerse para fomentar la formalización?

Como canta el grupo roquero de El Agustino, Los Mojarras, las faenas comunales sirven para que el pueblo acceda a servicios como el agua o desagüe. El pueblo se organiza y lo hace, incluso cuando todavía no ha podido salir de la informalidad.

Así lo demostró el economista Hernando de Soto en el libro El Otro Sendero. Y así lo vemos cada día en Lima y en otras ciudades de nuestro país.

Y así, autofinanciándose con actividades -o tonos pro-algo, como dicen Los Mojarras- tenemos que el 78 % de las personas encuestadas por el Instituto Integración busca crear un negocio familiar. 

Pero, he aquí lo complicado del tema, de las trescientas mil microempresas que se constituyen cada año en nuestro país, doscientas mil cierran en el mismo periodo.

¿Por qué sucede esto? Para césar peñaranda, director de Economía de la Cámara de Comercio de Lima, el camino a la formalización solo podrá ser allanado cuando se eliminen las barreras burocráticas, tributarias y laborales.

Por tantas dificultades, el Perú es el sexto país más informal del planeta. El 61 % de nuestro PBI se genera en la economía informal y 90 % de las empresas es informal.

¿Qué debería hacerse para fomentar la formalización? Los especialistas recomiendan una reforma tributaria más razonable, simplificación de normas y una política sobrecostos no salariales no tan altos. Recordemos que mientras menos informal sean nuestras empresas, mejor será la situación del trabajador.

¿POR QUÉ SE OPTA POR EL CAMINO DE LA INFORMALIDAD?

Jorge Yamamoto, profesor de Psicología Social de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), explicó que el camino a la informalidad se desarrolla cuando existen trabas para optar por la vía formal.

"Cuando hay una armonía entre la necesidad y el sistema formal, la formalidad fluye. Pero la informalidad empieza a desarrollarse cuando hay un desbalance entre lo que realmente funciona y lo que el sistema oficial propone. Inicialmente las personas tratan de ser formales, encuentran trabas, y van desarrollando el camino hacia la informalidad", explicó en RPP Noticias.

Yamamoto destacó que en el país de está avanzando, pues se ha tomado consciencia de la complejidad del problema de la informalidad, y se está entendiendo que hay un trasfondo relacionado al comportamiento colectivo y cultural de los ciudadanos.

"Se tiene que hacer estudio para saber cuáles son las formas que funcionan mejor. Hay que hacer un estudio de base para diseñar políticas laborales ad hoc para la singular realidad de nuestro país", afirmó el especialista.

Agregó que también debe haber un "plan de castigo" para la "conducta estafadora" y se deben desarrollar sistemas oficiales que faciliten y no dificulten la formalización.


“SECTOR INFORMAL ES UNA FUENTE DE TRABAJO MUY GRANDE”

Manuel Sosa, coordinador de investigación de Arellano Marketing, manifestó que el sector informal no se puede cerrar, porque es una fuente de trabajo muy grande en nuestro país y que medidos menos sancionadores ayudarán a combatirla debidamente.

La proporción de empresas informales ha disminuido bastante en poco tiempo, en el 2007 el 70% eran informales, ciertas medidas que se han dado tienen resultados, pero hay mucho por hacer, señaló.

También sostuvo que el sector informal no se puede cerrar porque es una fuente de trabajo muy grande y dijo que en los lugares donde hay más pobreza hay más informalidad.

Agregó que, en 2007, en la periferia de la ciudad había tres veces más empresas informales que en las zonas urbanas. “Poco a poco las condiciones de la periferia están mejorando y también de las provincias. Están apareciendo más negocios en Lima norte, sur, este y en las provincias”, indicó.

Finalmente, dijo que el nivel de informalidad va a seguir disminuyendo, pero es necesario una medida menos sancionadora y más motivadora para llevar a cabo correctamente este proceso.