EFE/Referencial

Una enfermera puesta en cuarentena en Nueva Jersey tras tratar a enfermos de ébola en África dio negativo en la primera prueba del virus a la que fue sometida, informaron hoy las autoridades.

La mujer, que no ha sido identificada, fue la primera persona aislada bajo las nuevas normas anunciadas por los estados de Nueva York y Nueva Jersey, que van más allá de las reglas federales y prevén poner en cuarentena a cualquier persona que regrese tras haber estado en contacto con pacientes de ébola, aunque no presenten síntomas.

La enfermera llegó el viernes al aeropuerto internacional de Newark (Nueva Jersey) aparentemente con buena salud, pero fue aislada dado que había tratado a enfermos de ébola en Sierra Leona.

Según medios locales, poco después registró algo de fiebre y fue trasladada al hospital universitario de Newark, donde continúa ingresada.

Los gobernadores de Nueva York, Andrew Cuomo, y Nueva Jersey, Chris Christie, anunciaron el viernes un refuerzo de los protocolos ante posibles casos de ébola en la región, una de las principales vías de entrada a Estados Unidos.

Según el plan acordado por los dos estados, el personal médico que regrese tras haber estado en contacto con enfermos será puesto en cuarentena automáticamente -en principio durante 21 días- como medida de precaución, mientras que otras personas que hayan viajado a los países más afectados por la enfermedad serán sometidas a estrictos controles.

La decisión llegó después de que el jueves se diagnosticara el primer caso de ébola en Nueva York, un médico que regresó a la ciudad tras tratar a víctimas de la enfermedad en Guinea.

Cuomo criticó la actuación del doctor Craig Spencer por no haber tomado precauciones y haber hecho vida normal a su vuelta de África, antes de empezar a presentar síntomas.

Spencer tomó el transporte público y visitó entre otros lugares una cafetería, un restaurante y una bolera, que han sido revisados por las autoridades para eliminar las remotas posibilidades de un contagio.

EFE