Piden a Coca-Cola que retire campaña de bebidas azucaradas en Australia

Organizaciones como Diabetes Australia y Nutrición Australia han expresado estas exigencias mediante una carta conjunta.
Facebook Coca-Cola

Una docena de organizaciones australianas para el mantenimiento de la salud pidieron a Coca-Cola que retire su campaña publicitaria de bebidas azucaradas y deje de patrocinar eventos deportivos infantiles, informaron medios locales.

Organizaciones como Diabetes Australia y Nutrición Australia han expresado estas exigencias a Coca-Cola mediante una carta conjunta en la que también se le pide que reduzca los niveles de azúcar en sus bebidas y retire estos productos de los quioscos escolares.

Los comerciales televisivos que forman parte de la campaña de Coca-Cola muestran imágenes de una serie de actividades como el ciclismo y las acompañan del lema "innovación, información y elecciones", en referencia a los problemas de obesidad del país.

"Creemos que estamos en la mejor posición para hablar de las implicaciones y las soluciones respecto a las bebidas azucaradas", dijo Jane Martin, representante de la Coalición Políticas contra la Obesidad, a la cadena local ABC.

Martin enfatizó que el público no debería escuchar los consejos nutricionales de Coca-Cola e instó a la empresa a aceptar que las bebidas azucaradas juegan "un gran papel en el problema de obesidad".

Por su lado, una portavoz de Coca-Cola indicó a la ABC que la empresa ya respondió a la carta conjunta y aseguró que se mantiene firme en su compromiso de brindar alternativas a las personas, alentar a las personas a ser más activas y a disfrutar de sus bebidas como parte de una dieta equilibrada.

"La obesidad es un problema de salud complejo y mundial que afecta a cada comunidad y a cada industria" y "una entidad no puede resolver por sí sola este asunto", acotó la portavoz de Coca-Cola.

En Australia, el 24,6 por ciento de los 23 millones de habitantes son obesos, porcentaje superior al que se da en la mayoría de países de la OCEDE, que es del 17,8 por ciento.

EFE