EFE

Los profesores de la escuela Plaza Tower en Oklahoma dieron la mejor lección de vida al cubrir como escudos humanos los cuerpos de sus alumnos durante el paso devastador del tornado.

Así lo confirmó la peruana Fiorella Varillas a través de RPP Noticias, al contar la suerte que corrió su hija, quien estudiaba en ese centro justo en los instantes que pasaba el tornado y una profesora cubrió el cuerpo de ella y la de otros alumnos.

Se trata del coraje de personas que cada día les enseñan matemáticas o geografía, pero que esta vez dieron la mejor lección de su vida, la de una entrega desinteresada para salvar a sus alumnos, a los hijos de otros.

Varillas agradece a Dios el hecho que ella y su familia estén vivos. Dio a conocer que justo en el momento que el tornado pasaba por Oklahoma ella se encontraba en el trabajo y su hija de ocho años en la escuela.

"A mi hija la rescataron, ella está bien, no sufrió lesiones. Sigo rezando y dando gracias a Dios porque no les pasó nada. Todo se cayó encima de los profesores, ellos fueron héroes e impidieron que las cosas les cayeran a los niños", refirió.