Foto: Referencial

Los vecinos de un pueblo de Cáceres (este de España) se muestran divididos ante la convocatoria de un referéndum por el Ayuntamiento para decidir si prefieren dedicar 15.000 euros a la celebración de tres festejos taurinos o a la contratación de trabajadores eventuales.

La cita electoral, que tendrá lugar en Guijo de Galisteo y a la que están llamados a participar todos los vecinos mayores de 16 años, se celebrará el próximo domingo 3 de junio, entre las 9:00 y las 14:00 horas, y está previsto que puedan votar unas 1.100 personas.

El alcalde de este pueblo cacereño, Javier Antón, se siente completamente "abrumado" por la repercusión mediática de la convocatoria de la consulta popular, ya que considera que son "gente sencilla y humilde" que no está acostumbrada "a recibir la visita de tantos medios de comunicación".

En declaraciones a Efe, Antón defendió la convocatoria del referéndum por el hecho de que cada vez existe en el pueblo una mayor demanda de empleo y el Consistorio no cuenta con una partida presupuestaria "exclusiva" para dedicar a la contratación de personal.

De igual forma, explicó que la única partida del presupuesto municipal con la que se puede "jugar un poco" es la destinada a festejos, de ahí que se haya dado a los vecinos "la posibilidad de decidir directamente si quieren detraer de la partida el dinero correspondiente a los festejos taurinos y dedicarla a la contratación de personal eventual".

Como suele ocurrir en estos casos, la iniciativa del Consistorio divide a la población, ya que son muchos los vecinos que se posicionan tanto a favor como en contra del referéndum y de la posibilidad de que las fiestas de este año no cuenten con festejos taurinos.

Uno de ellos, Leonardo Roano, explicó a Efe que la gente está muy dividida y destacó que, en su opinión, destinar 15.000 euros a la contratación de personal "no servirá más que para contratar quince días a cuatro o cinco personas y en cambio los toros suponen una distracción para la gente".

En este sentido, se mostró partidario de dedicar el dinero a los toros "porque si el trabajo fuera para quien de verdad lo necesita, entonces sí lo apoyaría, pero al final van a trabajar los mismos de siempre".

En el lado contrario se sitúa Miguel López, quien apoya la medida "porque es una acción acertada y muy democrática para los tiempos que estamos viviendo".

López sostuvo su apoyo al referéndum en que "al fin y al cabo es el pueblo el que se va a beneficiar de una forma u otra y es quien tiene que decir si hay toros o no o si prefiere empleo".

EFE