El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, entregará hoy a un grupo de campesinos los títulos de 100.000 hectáreas de tierras que fueron usurpadas por las FARC en la región del Caguán, cuando se cumplen once años del fin de los fallidos diálogos de paz en esa zona del sur del país.

La Presidencia de Colombia informó hoy de este simbólico viaje del mandatario a San Vicente del Caguán, capital del sureño departamento del Caquetá y ciudad que sirvió de sede al proceso de paz entre el Gobierno del expresidente Andrés Pastrana y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) entre 1998 y 2002.

San Vicente del Caguán además fue el eje de una zona de más de 42.000 kilómetros cuadrados que fue declarada de distensión para favorecer el proceso, pese a lo cual terminó en fracaso.

El 20 de febrero de 2002 Pastrana rompió las conversaciones y les dio a los insurgentes 48 horas de plazo para que desalojaran la zona.

"El Estado se dispone a recuperar unas tierras que habían sido indebidamente invadidas por las FARC, son tierras baldías que el Estado recupera para ponerlas en servicio de los programas agrarios", explicó hoy el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, en declaraciones a Caracol Radio.

En el acto el Gobierno entregará a los campesinos, verdaderos dueños y víctimas del despojo, un total de 100.000 hectáreas que estaban en poder de testaferros de la guerrilla.

EFE