OMS

A partir de los seis meses de edad los niños ingresan a una etapa crucial en su vida. Requieren mayores nutrientes para desarrollarse y si bien la leche materna sigue siendo importante no es suficiente. Es el momento de incorporarle papillas. ¿Cómo prepararlas y en qué cantidades?

“Por el tamaño y formación del estómago del bebé, la papilla debe ser espesa y consistente. Se deben aprovechar los tubérculos, cereales y alimentos que le brinden energía y proteínas”, indicó Faviola Jimenez, nutricionista de la Red Peruana de Alimentación y Nutrición.

La especialista indicó que muchas veces los padres se desesperan un poco cuando sus niños no quieren comer, sin embargo es importante evitar estos errores:

• Los niños a los seis meses inician el consumo de papillas con 2, 3 o 4 cucharadas además de la leche materna
• Las madres deben darle diferentes alimentos para que conozcan nuevos sabores
• Las papillas deben ser consistentes y coloridas
• Debemos insistir con las papillas para que el niño se acostumbre a comerlas (dos o tres veces al día)
• Debemos fijarnos en la temperatura de la papilla (ni fría ni muy caliente)
• A partir de los nueve meses es recomendable recién incluir yema de huevo, pescado y cítricos (en algunos niños estos alimentos pueden causar alergias futuras sobre todo cuando tienen menos de seis meses de edad)
• Si el niño no desea comer nada por ningún motivo, debemos llevarlo al centro de salud ara descartar parasitosis

La especialista recomendó probar mientras se va cocinando estas papillas y de ser necesario incorporarle una cucharada de mantequilla o aceite girasol o maíz para suavizar los alimentos, asimismo indicó que no se le debe quitar al niño la leche materna.

Sigue estos consejos, tu niño disfrutará de sus papillas.