Wikimedia Commons (referencial)

El estudio ha sido publico en la revista The Journal of Pediatrics.

La teoría está basada en que los antibióticos alteran la flora bacteriana del organismo de los bebés durante la gestación, modificando su sistema inmune, lo que desencadenaría la aparición del asma.

¿En qué consistió el estudio?
•    Los investigadores encontraron que aproximadamente una cuarta parte de los niños estuvieron expuestos a los antibióticos mientras sus madres estaban embarazadas.
•    Un poco más del 3 por ciento (238 niños) fueron hospitalizados por asma a la edad de cinco años.
•    En comparación, un 2,5 por ciento (581) de alrededor de 23.000 niños cuyas madres no tomaron antibióticos fueron hospitalizados por asma.
•    Concluyeron que los niños que habían estado expuestos a los antibióticos en el útero materno eran un 17 por ciento más propensos a ser hospitalizados por asma.
•    Los antibióticos que la madre tome pueden atravesar la placenta y perturbar su flora bacteriana normal.

Atención: Aquellas mujeres embarazadas que tomen antibióticos porque padecen de alguna infección que pueda dañar al feto, deben hacerlo siempre bajo indicaciones médicas.