Diez razones por las que te quiere tu gato

Hay muchas razones por las que tu gato te quiere entre ellas porque eres su compañero, le das de comer, juegas con el minino.
 

Hay muchas razones por las que tu gato te quiere entre ellas porque eres su compañero, le das de comer, juegas con el minino, le proporcionas hogar, etc. Pero mejor entérate de diez razones principales de acuerdo al sitio Internet mascotasdigital.com

Porque le das de comer. Los gatos son unos excelentes gourmets y, por supuesto, adoran la comida.

Porque mantienes limpia la bandeja de arena. Como sabes, los gatos son unos animales sumamente limpios y aprecian considerablemente el trabajo que realizas manteniendo impecable su cuarto de baño.

Porque eres un gran compañero. Invierno o verano, cansado o no, siempre estás ahí, dispuesto a jugar con el pequeño minino.

Porque eres un mueble muy confortable sobre el que estar (o incluso dormir). De hecho, eres un hotel de lujo comparado con los demás sitios de la casa donde se podría descansar. Nada como tus rodillas.

Porque le proporcionas un hogar. Cuando está lloviendo ahí afuera, tu gato se compadece de los otros pobres animalillos que no tienen donde cobijarse de las inclemencias del tiempo.

Porque eres más grande que un perro. Y (casi) siempre estás donde te necesita, dispuesto a defenderle de esos  grandulones.

Porque siempre sabes dónde rascarle. Detrás de las orejas, en la barriga, en el morro, tu gato adora la forma en que le rascas, lo aprecia y te lo hace saber.

Porque siempre contestas. Cuando ellos dicen "miau", tú siempre contestas, bien en lenguaje humano.

Porque le proporcionas superficies donde rascar. Bien sean muebles, alfombras, o delicadas cortinas, siempre habrá algo donde tu gato pueda clavar las uñas.

Porque le amas. Esta es la principal razón. Tu gato te quiere porque tú le quieres a él.