Esta perrita encontró a su alma gemela, una niña de 10 años que la salvó de la calle cuando acababa de parir. Pero la familia de la pequeña no puede quedarse con los bebés de esta perrita. Necesitan hogar pronto.

 
Daniela es una perrita de las miles que andan a su suerte buscando en cuanto basural encuentran a su paso algo con que mitigar el hambre, el menú son pellejos, huesos, desperdicios y cáscaras que lamer.


Su angustia, sus dolores de parto, todo lo vivió Daniela, sin conocer una mano amiga. La perrita comprendiendo que sus criaturitas corrían peligro en plena pista fue cargando uno a uno con su hocico hasta un pasaje. Allí conoció a Isabelita su alma gemela, una niña de 10 años que decidió abrirle la puerta de su casa y les dio un ejemplo a todas esas vecinas que botaron a la perrita pese a estar con sus bebitos.


El problema es que la familia de Isabelita no puede quedarse con los perritos. Ayudemos a Isabelita y a Daniela por favor. Si puede adoptar a uno de los cachorritos (también vendría bien comida para la perrita) escriba al mail  perritosfelices@gmail.com