¿Quiere saber sólo por curiosidad el horóscopo de su gatito?, de ese minino que se ganó su cariño por ser tan mimoso y agradecido y que ahora forma parte de la familia ya sea porque se lo regalaron o apareció un buen día en su casa maullando lastimeramente para llamar la atención a fin que lo tomaran en brazos.

 

Este es un horóscopo gatuno, si los humanos tenemos un signo zodiacal, entonces los animalitos también lo deben tener para entenderlos un poco mejor. Entonces, atención al signo de su felino según conciencia-animal.cl.

ARIES (21 de marzo-19 de abril) El gato Aries es travieso a más no poder y difícilmente se someterá a tus reglas. Le encanta dormir a ratos en un sillón, luego en la habitación, la cocina o el baño. No admite rivales en la misma casa y mucho menos si se trata de perros o pajaritos.

TAURO (20 de abril-20 de mayo) El gatito Tauro, regordete, de pelo abundante y dulce ronroneo, se dejará cargar en los brazos o te saltará al regazo con tal de ser mimado y acariciado. Es pacífico, cariñoso y muy casero. Pero si se enoja, también suelta arañazos. Es muy glotón, y si te descuidas, meterá la pata a su plato o al de las visitas.

GÉMINIS (21 de Mayo-20 de Junio) El gato Géminis es curioso, tragón, distraído y parrandero, y tendrás que curarlo siempre que llegue apaleado. El mejor consejo que podemos darle es que lo esterilices, sobre todo si es hembra, o te llenará la casa de gatitos y tendrás que ir de puesta en puerta para buscarles casa o acomodo.

CÁNCER (21 de Junio-22 de Julio) Es el lunático del zodiaco y cariñoso como pocos, aunque al día siguiente te ignore olímpicamente. Es muy susceptible y no soporta bromas. Tampoco le gustan las visitas y, si puede, las arañará. Le encanta dormir en cajones, alacenas, armarios y libreros. Le gusta oír música, radio o televisión.


LEO
(23 de Julio-22 de Agosto) Es el gato más vanidoso y pagado de sí mismo. Su andar es elegante y altivo. Si es parrandero, será el guía o líder de los del barrio. Alegre y pendenciero, buscará la forma de hacerse notar.

VIRGO (23 de Agosto-22 de Septiembre) Es dulce, quisquilloso para la comida, y pasa mucho tiempo en su arreglo personal limpiándose con su patita la cara y los bigotes, porque odia estar sucio. Si sabe que ganará una recompensa, hará pipí donde debe y acudirá cuando lo llame. Si no es así, le importará un comino.

LIBRA (23 de Septiembre-22 de Octubre) Es sofisticado, elegante, y ama, por sobre las cosas, la comodidad, así que si te descuidas te ganará su sillón favorito. Se cree lo máximo. Es cariñoso y agradecido si se le da una buena comida.

ESCORPIÓN (23 de octubre-21 de noviembre) Es el deportista, el cazador de ratones y mariposas, el que se trepa por las cortinas y anda por las cornisas sin medir el peligro, el que arranca las flores de las macetas o se hace pipí en ellas. Le encanta espiar por las ventanas, escudriñar todo lo que tiene en su ropero, meterse en las bolsas de mano y las del mandado.

SAGITARIO (22 de noviembre-21 de diciembre) Es un coqueto incorregible, y no sólo con las gatitas, sino con la gente que le cae bien. Su alegría y sus juegos los comparte con su amo. Le encanta todo lo nuevo, viajar en el asiento trasero de tu coche, las casas o los departamentos nuevos. Le gusta la calle, las azoteas, los jardines, los grandes espacios.

CAPRICORNIO (22 de diciembre-19 de enero) Es un gato tranquilo y reservado, le gusta que lo traten bien y paga con cariño. Si trabajas de noche, te acompañará y observará muy atento. Es terriblemente jactancioso y le gustan las caricias.

ACUARIO (20 de enero-18 de febrero) Es tierno y afectuoso, independiente y fachendoso. Se cree muy importante y exige buena comida. ¡Cuidadito con darle sobras! Si no le gusta lo que le dan, hará huelga de hambre. Si piensa que vivirá mejor con el vecino, se irá sin ningún miramiento y sin escuchar tus ruegos para que no te abandone.

PISCIS (19 de febrero-20 de Marzo) Este gatito es melindroso, dramático y muy travieso. Es el incomprendido del zodiaco y se las ingeniará para que se le prestes la mayor atención posible. En ocasiones recurrirá al engaño, haciéndote creer que se ha lastimado una patita y que no puede caminar, para que lo mimes y acaricies.