Abierto de Australia: Rafael Nadal recuperó la fuerza y demolió a Dudi Sela

Ahora se enfrentará en octavos de final contra el cañonero sudafricano Kevin Anderson, que derrotó al francés Richard Gasquet.
EFE

El español Rafael Nadal recuperó sus esperanzas de convertirse en un rival peligroso y en pelear por el título al destrozar este viernes al israelí Dudi Sela por 6-1, 6-0 y 7-5, y alcanzar los octavos de final por novena vez en su carrera.

"En los dos primeros sets he jugado muy bien, con menos errores, eso me ayudó. He jugado mejor que el otro día cuando no me sentía tan bien, físicamente", dijo Nadal en pista. "Hoy cambié bien las direcciones con la derecha y me moví bien. En el tercero él tuvo oportunidades, es algo normal siendo la tercera ronda del Abierto de Australia", explicó.

"No tengo nada de dolor, pero necesito jugar más partidos y sentir confianza, y necesito mejorar en todo", comentó Rafa negándose a decir un número del cero al diez para describir cómo se sentía físicamente. "Nunca he sido muy bueno en matemáticas", bromeó.

"Es muy difícil comparar lo de hoy con uno de los perores momentos que he pasado en pista. Mi cuerpo no estaba bien y tuve suerte de pasar porque pensé durante unos juegos que tenía que tomar el avión y volver a Mallorca", dijo.

Sin rastros, apreciables, de la deshidratación, calambres y demás males que sufrió en su partido anterior ante el estadounidense Tim Smyczekr, tras el que confirmó que había sido uno de los de más sufrimientos de su carrera, Nadal retornó a la Rod Laver Arena para vencer en dos horas y cuatro minutos.

Casi con la camiseta intacta esta noche, en la que una ligera brisa fresca invitaba al espectáculo, Nadal sentenció su primer enfrentamiento contra Sela, 106 del mundo, con comodidad, y ahora se enfrentará contra el cañonero sudafricano Kevin Anderson, que derrotó al francés Richard Gasquet, por 6-4, 7-6 (3) y 7-6 (6) con 18 saques directos.

EFE