Decenas de incendios asolaban este viernes el este de Australia, según los bomberos, que luchan con grandes dificultades para extinguir muchos fuegos al mismo tiempo.

| Fuente: AFP

En total, 74 incendios forestales estaban en curso en las zonas rurales de los estados de Nueva Gales del Sur y Queensland. Treinta y tres  de ellos, peligrosos, siguen fuera de control.

| Fuente: AFP

El portavoz de los bomberos recalcó que la cantidad de terrenos calcinados desde el 1 de julio, que supera el doble del tamaño de la superficie de Luxemburgo, podría aumentar dramáticamente.

| Fuente: EFE

"Nunca hemos tenido tantos incendios al mismo tiempo y con semejante nivel de urgencia", declaró Shane Fitzsimmons, responsable de los servicios de incendios para la zona rural de Nueva Gales del Sur.

| Fuente: EFE

De momento no se ha informado de que los incendios forestales causaran víctimas  aunque sí muchas personas han quedado atrapadas por el fuego en sus viviendas.


| Fuente: AFP

Los incendios forestales se extienden a lo largo de mil kilómetros en el litoral pacífico debido a una prolongada sequía y los bajos niveles de humedad.

| Fuente: EFE

Los bomberos se enfrentan a grandes dificultades, pese al apoyo aéreo de unos 70 aparatos para combartir el fuego que ya consumió  más de 575.000 hectáreas desde julio.

| Fuente: EFE

La temporada de incendios en Australia varía según la zona y las condiciones meteorológicas aunque generalmente se registran en el verano austral (entre los meses de diciembre a marzo).

| Fuente: EFE

El cambio climático y de los ciclos meteorológicos han generado una sequía excepcional, una débil tasa de humedad y fuertes vientos, que contribuyen a generar incendios en la maleza.

| Fuente: EFE

Los peores incendios vividos en el país oceánico en las últimas décadas ocurrieron a principios de febrero de 2009 en el estado de Victoria (sureste) y causaron 173 muertos y 414 heridos, y quemaron una superficie de 4.500 kilómetros cuadrados. 

| Fuente: EFE