Las autoridades locales de Memphis, en el estado de Tennessee (sureste de EE.UU.), advirtieron hoy a más de 1.000 hogares de la necesidad de evacuar ante el riesgo de inundaciones en los próximos días por la crecida prevista en el río Misisipi.

"Esto no significa que el agua esté ya en la puerta. Significa que estas casas están asentadas en áreas de alto nivel de impacto", dijo Bob Nations, director de la Oficina de Emergencias del condado de Shelby, en Tennessee.

"Si ya has sufrido inundaciones antes, volverás a sufrirlas", agregó Nations, quien garantizó que la Policía del condado patrullará la zona para evitar saqueos durante los días de evacuación.

Tras las fuertes lluvias de los últimos días en el sur y el centro de Estados Unidos, se prevé que el río Misisipi se eleve progresivamente más de 4 metros y que el próximo miércoles alcance sus niveles máximos.

Por su parte, la Guardia Costera informó hoy que el tráfico fluvial quedará prohibido durante los próximos ocho días en un tramo del río a la altura de la ciudad de Caruthersville, en el estado de Misuri, vecino de Tennessee.

El Servicio Nacional de Meteorología de EE.UU. ha pronosticado que el río alcanzará en Memphis una altura de más de 14 metros el próximo 11 de mayo, cerca del récord histórico de 15 metros registrado en 1937.

Las fuertes lluvias de los últimos días han desbordado también partes del río Ohio, afluente del Misisipi, y han ocasionado evacuaciones en los estados de Misuri, Illinois, Indiana, Kentucky y Arkansas.

A principios de semana, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU. hizo explotar una gran parte de un dique para proteger a la localidad de Cairo, Illinois, que se encuentra justo en la confluencia de los ambos ríos.

Asimismo, en el delta del Misisipi, en Luisiana, el nivel del río ha subido hasta niveles peligrosos y 14 condados se encuentran en estado de emergencia. EFE