Argentina agradece en Cumbre de Río apoyo latinoamericano por Malvinas

El gobierno argentino agotará "todas las disposiciones que tiendan a reafirmar nuestra soberanía sobre los archipiélagos del sur", dijo Cristina Fernández de Kirchner.
Foto EFE
La presidenta argentina Cristina Kirchner agradeció este lunes el apoyo que dijo le expresaron los países de América Latina en su disputa con Gran Bretaña por las islas Malvinas, y reiteró su reclamó al gobierno británico para que se siente a negociar.

El gobierno argentino agotará "todas las disposiciones que tiendan a reafirmar nuestra soberanía sobre los archipiélagos del sur", dijo Kirchner ante los mandatarios de América Latina y el Caribe que comenzaron una cumbre de dos días cerca a Cancún, en el este de México.

Se agradece "el apoyo que hemos rcibido de este foro a nuestros derechos legítimos" para crear una mesa de negociación con Gran Bretaña, dice el texto del discurso distribuido por la presidencia argentina a la prensa.

El texto no aclara si ese respaldo incluía también a los gobiernos de varias islas de las Antillas que participan del cónclave regional y que formalmente reconocen como jefe de Estado a la reina de Inglaterra.

Argentina pide que Gran Bretaña, miembro permanente del Consejo de Seguridad, cumpla las resoluciones de ONU que piden un diálogo directo sobre el diferendo.

"Quienes tienen el poder de sentarse un sillón permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU pueden violar una y mil veces sistemáticamente disposiciones de Naciones Unidas mientras que el resto de los países se ve obligado a cumplirlas", se quejó.

La presidenta recordó las diferentes etapas del conflicto, desde el primer reclamo hace 177 años, hasta lo que llamó actitud "de seducción" de Gran Bretaña al plantear en los años 90 la explotación conjunta de recursos naturales no renovables, pero con una "actitud de incomprensión" del reclamo argentino.

Este lunes la petrolera británica Desire Petroleum inició la búsqueda de crudo frente al archipiélago, aumentando la tensión con Argentina, cuyo reclamo de soberanía llevó a los dos países a una guerra en 1982.

AFP