Esta foto difundida por la Royal Navy de Australia muestra a personas evacuadas durante los esfuerzos de socorro de incendios forestales. | Fuente: Royal Navy | Fotógrafo: SHANE CAMERON

Las fuerzas armadas de Australia evacuaron este viernes por mar a un millar de personas asediadas en una playa por los incendios forestales del sureste del país, donde se espera que la situación se agrave durante este fin de semana.

Está previsto que en la operación sean rescatados los 4.000 vecinos y turistas que están varados desde hace días en una playa de Mallacoota, en el estado de Victoria, donde las autoridades confirmaron este viernes la segunda víctima mortal y hay al menos 28 desaparecidos.

"La evacuación de la gente, y sus mascotas, en Mallacoota se ha realizado durante el día y algunos de ellos se dirigen a Western Port en el MV Sycamore y oros en el HMAS Choules, que emprenderán rumbo esta noche a Western Port", dijo la Armada australiana en su cuenta Twitter.

Estado de desastre

El viaje durará unas 20 horas, tras las que se prevé que los militares regresen a Mallacoota, que el sábado será una de las localidades de la zona más expuestas al peligro de los incendios, ya que las temperaturas ascenderán a más de 40 grados, el nivel de humedad será bajo y los vientos serán erráticos e impredecibles.

Ante esta situación, el jefe del gobierno de Victoria, Daniel Andrews, declaró por primera vez el estado de desastre por un mes en las zonas asediadas por las llamas, una medida creada desde los incendios del llamado "Sábado negro" de 2009, que se cobraron las vidas de 173 personas y están considerados la peor catástrofe natural de la historia moderna de Australia.

"Es la primera vez que se imponen estas medidas porque nos enfrentamos a una amenaza sin precedentes a las vidas y a las propiedades en los próximos días, con mucho terreno ardiendo, calor y sequía", declaró Andrews en un comunicado.

Una familia sube a una embarcación del Ejército de Australia durante la evacuación de la ciudad de Mallacoota, asediada por los incendios forestales. | Fuente: Royal Australian Navy | Fotógrafo: SHANE CAMERON

Una franja costera en llamas 

En el vecino estado de Nueva Gales del Sur, el más afectado por los incendios que han arrasado varias regiones del país austral desde el pasado septiembre, miles de personas huyeron de las zonas afectadas en la costa meridional antes del sábado en medio de escenas de caos y congestión de vehículos.

En la Costa Sur del estado, los incendios conforman una franja que se extiende a lo largo de unos 250 kilómetros y han compelido a las autoridades a declarar el jueves el estado de emergencia y a ordenar, principalmente a los turistas, que evacuen la zona. Entretanto, la Policía del estado confirmó este viernes  la muerte de un hombre de 72 años, lo que eleva a 10 el número de fallecidos en lo que va de semana en el país, ocho de ellos en este estado donde se han quemado 1.365 viviendas, 449 de ellas en los primeros días de 2020.

En Nueva Gales del Sur arden 138 incendios, 74 de ellos fuera de control, de los cuales hay dos especialmente preocupantes en el oeste de la ciudad de Sídney, que se ha visto afectada en las últimas semanas por las nubes de humo, así como, en días recientes, Melbourne y Camberra. (Con información de EFE)

Al menos 20 personas han muerto, decenas están desaparecidas y más de 1.300 casas han quedado reducidas a cenizas desde el comienzo de la temporada de incendios en septiembre. | Fuente: Royal Australian Navy
¿Qué opinas?