Tras graves incendios, Australia multará con más de US$ 7,000 a quien lance cigarros desde el auto

El Servicio Rural de Bomberos de Nueva Gales del Sur manifestó su satisfacción por el endurecimiento de las sanciones. "Este comportamiento imrudente pone en peligro la seguridad de los voluntarios contra el fuego", señalaron.

Los incendios han consumido ya más de 10 millones de hectáreas. | Fuente: AFP | Fotógrafo: PETER PARKS

Las autoridades del estado de Nueva Gales del Sur, en Australia, han anunciado que multarán con hasta 11,000 dólares australianos (7,574.60 dólares estadounidenses) a quien lance un cigarrillo encendido desde un auto en marcha.

La sanción, en vigor desde el 17 de enero, prevé además la pérdida de diez puntos del carné de conducir en el caso de que se haya declarado la emergencia por incendios. Hasta ahora este tipo de infracciones no conllevaba la pérdida de puntos.

En 2019, más de 200 personas han sido multadas por arrojar cigarrillos encendidos desde vehículos en marcha en Nueva Gales del Sur, según informa el propio gobierno regional en un comunicado.

El presidente del Servicio Rural de Bomberos de Nueva Gales del Sur, Brian McDonough, ha manifestado su satisfacción por el endurecimiento de las sanciones. "Este comportamiento imrudente pone en peligro la seguridad de los voluntarios contra el fuego", ha subrayado.

Un ualabí de cuello rojo busca refugio entre matoralles quemados en Cobargo, Nueva Gales del Sur (Australia). | Fuente: EFE

"Espero que ahora la gente se piense mucho las consecuencias de sus acciones la próxima vez que vayan a deshacerse de un cigarrillo encendido", ha añadido.

Los fuegos han destruido casi el 80 por ciento de la región boscosa conocida como Montañas Azules, zona catalogada Patrimonio de la Humanidad, situada en Nueva Gales del Sur, el estado más afectado por los incendios, que han consumido ya más de 10 millones de hectáreas.

Australia ha atravesado condiciones climáticas extremas, con previsiones que en ocasiones superaron los 40 grados centígrados y vientos de hasta 90 kilómetros por hora en muchas áreas rurales.

Estas situaciones han dificultado la extinción de fuegos que han provocado la muerte de una treintena de personas y daños valorados en millones de dólares, así como la devastación de la biodiversidad del país.

(Europa Press)

¿Qué opinas?