Han pasado 31años desde que se descubrió el primer caso de sida en Tailandia. | Fuente: EFE | Fotógrafo: EFE

En la pequeña provincia de Lop Buri, al noreste de Bangkok, La Casa de los Niños acoge en su hogar-escuela a niños enfermos de sida con una misión muy clara: acabar con el estigma social y ofrecerles un futuro.

Fue en el año 1992 cuando la Fundación Thammarak, con el abad Phra Alongkot al frente, levantó este hogar como alternativa de vida para niños que contraían el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) o que quedaban huérfanos tras la muerte de sus padres infectados.

Tratamiento especial para niños portadores

El enorme complejo de color blanco situado en medio de la nada luce limpio y ordenado entre el griterío de los niños que disputan un partido de 'takraw', una especie de futvolei tailandés que se juega con una pequeña pelota de mimbre trenzado.

La Casa de los Niños se financia con donaciones privadas, que se gestionan a través del templo Wat Phra Baht Nam Phu -asociado a la Fundación Thammarak-, y recibe del gobierno los retrovirales para tratar a los niños, gratuitos para los enfermos de sida en todo el país, excepto para los inmigrantes.

De lunes a viernes los 54 niños siguen una rutina muy aplicada, marcada por el ejercicio físico, la ingesta -dos veces al día- de su medicación y el reparto de tareas domésticas.

La Fundación Thammarak recibe del gobierno tailandés los retrovirales para tratar a los niños.
La Fundación Thammarak recibe del gobierno tailandés los retrovirales para tratar a los niños. | Fuente: EFE | Fotógrafo: EFE

La formación académica es otro de los pilares fundamentales sobre el que se asienta este proyecto, que incluye educación sexual para todos los niños a partir de los 12 años.

"Es fundamental concienciarles sobre la importancia de la prevención en el sexo. Lo es para cualquier adolescente, pero más aún si eres portador del virus", asegura el responsable del centro, Chalard Supa, en una entrevista a Efe en el jardín del orfanato.

Tailandia suma logros contra el sida

Han pasado ya treinta y un años desde que se descubrió el primer caso de sida en el país asiático.

Según Unicef, Tailandia es uno de los países de la región que mayores logros ha conseguido en la lucha contra el virus desde entonces, donde "tan sólo un 2,5 por ciento de las 400.000 personas infectadas en 2015 fueron niños menores de 15 años", concluye Beena.

No obstante, de un total de 4.734.000 enfermos de sida en el continente durante 2012, Tailandia ocupaba el tercer puesto, con 450.000 afectados, tan sólo por detrás de China (780.000) y de Indonesia (610.000), según los últimos datos oficiales de la Organización de las Naciones Unidas para el SIDA (ONUSIDA) en 2013.

El mismo informe asegura que más del 90 por ciento de los enfermos de sida en todo el mundo se concentran en 12 países de la región Asia-Pacífico: Camboya, China, India, Indonesia, Malasia, Birmania, Nepal, Pakistán, Papúa Nueva Guinea, Filipinas, Tailandia y Vietnam.EFE

Sepa más: