El científico estadounidense Anthony Fauci advirtió que la dexametasona no debe ser recetada demasiado pronto en pacientes con COVID-19.
El científico estadounidense Anthony Fauci advirtió que la dexametasona no debe ser recetada demasiado pronto en pacientes con COVID-19. | Fuente: EFE

Este viernes se publicaron los resultados completos de un ensayo realizado en Reino Unido sobre la dexametasona. Estos confirmaron sus beneficios para salvar vidas de pacientes con COVID-19 conectados a respiradores, aunque sugieren que puede causar daño si se administra demasiado pronto.

Un total de 2 104 pacientes hospitalizados recibieron dosis diarias de seis miligramos de dexametasona hasta por 10 días, mientras que otros 4 321 recibieron el tratamiento habitual, comparando las tasas de mortalidad después de 28 días.

Entre los pacientes con respiradores, el índice de muertes fue de 29,3% en quienes tomaron dexametasona, contra 41,4% en los no lo hicieron, según las conclusiones del estudio publicadas en el New England Journal of Medicine.

En los pacientes que recibieron oxigeno a través de medios menos invasivos que los respiradores, el beneficio fue menor ya que 23,3% de los que recibieron dexametasona murieron frente a 26,2% de los que no fueron medicados con el esteroide.

No obstante, no hubo beneficios  entre aquellos que no estaban recibiendo oxígeno en el momento que comenzó el estudio.

En este caso, 17,4% de los que tomaron dexametasona murieron, contra 14% de quienes no lo hicieron, lo que sugiere que el medicamento aumentó su riesgo de mortalidad.

Esto se debe a que el fármaco funciona suprimiendo la respuesta inmunológica anormal que daña los órganos del cuerpo, en lugar de atacar el virus.

En una entrevista con la AFP en junio, el científico estadounidense Anthony Fauci advirtió que la dexametasona no debe ser recetada demasiado pronto en pacientes con COVID-19.

Fauci consideró que esto "es perfectamente compatible con el conocimiento de que al principio de la infección se necesita el sistema inmunitario para suprimir el virus".

Los autores de la investigación estimaron que los beneficios del medicamento "dependen de una dosis correcta, en el momento correcto, en el paciente correcto".

Asimismo, indicaron que en lo que respecta a la COVID-19, para los pacientes que requieren oxigeno, la respuesta inmune anormal parece ser más responsable del daño que el avance del propio virus en el cuerpo.

Pero advirtieron que esta hipótesis no debería aplicarse a otras enfermedades respiratorias virales como el SARS, el MERS y la influenza, sin realizar más estudios.

AFP

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.