Vacuna de Oxford/AstraZeneca
El estudio preliminar apunta que el preparado de Oxford/AstraZeneca no solo protege frente al virus, sino que también puede contribuir a reducir su transmisión. | Fuente: AFP

La vacuna contra el coronavirus que la Universidad de Oxford desarrolló junto con AstraZeneca presentaría una efectividad del 76 % durante los tres meses posteriores a la primera dosis, según un estudio preliminar de la institución académica.

Los resultados iniciales de este estudio "pre-print" (es decir, que todavía no ha sido revisado por otros expertos científicos) muestran que el preparado protege frente a los síntomas de la COVID-19 a partir del día 22 tras recibir la primera dosis, cuando el sistema inmunitario ya ha generado anticuerpos.

De acuerdo con la investigación, con datos recogidos hasta el 7 de diciembre de 2020, la eficacia de la vacuna aumenta del 54,9 % con un intervalo de seis semanas entre ambas dosis a un 82,4 % cuando el espacio es de doce o más semanas.

Estas primeras evidencias sustentarían, a la espera de confirmarse, la apuesta del Gobierno británico de administrar las dos dosis de la vacuna con doce semanas de diferencia, una estrategia que busca ofrecer cierta protección contra el virus al mayor número de posible personas antes de completar y extender la inmunidad con una segunda dosis.

Ademas, el estudio preliminar apunta que el preparado no solo protege frente al virus, sino que también puede contribuir a reducir su transmisión.

"Los análisis de muestras positivas de PCR entre la población del Reino Unido sugieren que la vacuna puede tener un efecto sustancial en la transmisión del virus con una reducción del 67 % después de la primera dosis", señala la Universidad de Oxford en un comunicado.

El Reino Unido ya ha administrado la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus a 9.646.715 personas y 496.796 han recibido ya la segunda.

(Con información de EFE)

NUESTROS PODCAST

 

"Todo sobre coronavirus": Elmer Huerta conversa con el Dr. César Cabezas, jefe del INS, especialista en enfermedades infecciosas y tropicales para conversar sobre el consejo que ha dado la Organización Mundial de la Salud a todos los países para reforzar su vigilancia genómica con el fin de identificar las mutaciones y variantes del virus y poder mejorar la eficacia en la lucha contra la COVID-19. En Perú se empezó a realizar dicho seguimiento y sus resultados son compartidos con las diferencias organizaciones y grupos internacionales que también realizan dicho seguimiento.