VACUNA CORONAVIRUS
La Comisión Europea reiteró el compromiso del bloque en lograr una vacuna. | Fuente: AFP

La vacuna contra la enfermedad provocada por el coronavirus debe estar disponible para todos los países de manera justa, estimó este jueves la Comisión Europea, después que el grupo farmacéutico Sanofi anunció que daría prioridad a Estados Unidos. "La vacuna contra la COVID-19 debería ser un bien público mundial y su acceso debe ser equitativo y universal", dijo en rueda de prensa el vocero comunitario Stefan de Keersmaecker.

El director general de la farmacéutica francesa, Paul Hudson, afirmó la víspera que si hallaban la vacuna, la entregarían "primero" a Estados Unidos, ya que este país "comparte el riesgo" en la búsqueda del tratamiento en el marco de una colaboración. Este jueves, el director de Sanofi en Francia, Olivier Bogillot, precisó que el grupo no dará prioridad a Estados Unidos en la distribución de la vacuna si la Unión Europea (UE) se muestra igualmente "eficaz" para financiar su desarrollo.

"Para nosotros sería inaceptable que haya un acceso privilegiado a tal o cual país bajo un pretexto que sería monetario", dijo la secretaria de Estado francesa de Economía, Agnès Pannier-Runacher, en declaraciones a la radio.

La Comisión Europea reiteró el compromiso del bloque en lograr una vacuna, recordando que a principios de mes organizaron una conferencia de donantes que recabó unos 8.000 millones de dólares, pero en la que el gobierno de Estados Unidos rechazó participar. "Para nosotros, en una palabra, es muy importante que trabajemos en esto a nivel global, ya que el virus es un virus mundial", agregó De Keersmaecker.

Respuesta de Sanofi 

A través de un comunicado, Paul Hudson, CEO de la compañía Sanofi, aclaró que la vacuna contra el coronavirus estará disponible para todos los ciudadanos, independientemente de su nacionalidad.

"Sanofi se comprometió a producir una vacuna accesible para todos y cuenta con capacidad productiva en Estados Unidos, Europa y otras regiones. La producción de Estados Unidos será principalmente para dicho país, en tanto la producción del resto de las plantas será destinado a Europa y el resto del mundo", precisó.

"El acuerdo de cooperación con BARDA en Estados Unidos permite iniciar la producción rápidamente mientras continuamos el proceso de desarrollo y registro de la vacuna. Estamos muy contentos de que la Comisión de la Unión Europea se haya movilizado en las últimas semanas explorando medidas similares que podrían acelerar el desarrollo de vacunas y el acceso a la población europea. Estamos teniendo conversaciones muy constructivas con instituciones de la UE, el gobierno francés y alemán, entre otros", informó.

(Con información de AFP)