Fotografía referencial
El 27% del total de encuestados dijo que esto se debía a la imposibilidad de salir con nuevas personas. | Fuente: Flickr

Mike tiene 25 años y no ha hablado con su exnovia por nueve meses. Fue una ruptura conflictiva: él cometió errores y ella también. Cuando finalmente terminaron su vínculo, Mike se sintió aliviado. Luego, la pandemia del coronavirus cambió todo. “Volví a contactarla hace algunas semanas”, dice en declaraciones a The Independent. “No tenía idea si volveríamos a estar juntos, pero empezamos a hablar de nuevo y ha sido muy confortante, especialmente ahora que todo se siente tan extraño”, agrega.

No es inusual que las exparejas vuelvan a retomar el contacto tras haber culminado una relación, sin embargo, durante el confinamiento, parece haber ocurrido más que nunca. De acuerdo con una encuesta de 2 000 personas realizada en el Reino Unido y conducida por el sitio de citas eHarmony, una de cada cinco personas se contactó con una expareja o planea hacerlo.

¿Las razones? El 27% del total de encuestados dijo que esto se debía a la imposibilidad de salir con nuevas personas, mientras que el 26% aseguró que este acto respondía a la soledad. Asimismo, el 24% responsabilizó al aburrimiento, y el 22% dijo que estar confinados les dio tiempo para reflexionar sobre sus relaciones pasadas y, en algunos casos, pensar en el porqué del final de su vínculo.

Esto último fue precisamente lo que le pasó a Mike. “Creo que el confinamiento te obliga a repensar las decisiones que has tomado, especialmente aquellas importantes que tienen que ver con tu vida amorosa”, explica.

Alex, de 27 años, viene intentando no ponerse en contacto con su exnovio desde que la cuarentena empezó. Ambos terminaron su relación hace dos años. “Tuve que sentarme y escribir todas las razones por las cuales terminamos, así que dejé de romantizar la relación”, cuenta. Su impulso fue, en parte, desencadenado por tener más tiempo para pensar, pero el factor determinante fue el ver Normal People de BBC Three, la adaptación de la novela de Sally Rooney, que gira en torno a una relación tóxica.

“Me encontré mirando a los personajes y preguntándome si cada problema con mi exnovio fue solo un gran malentendido. Tuve que darme una bofetada y decirme: ‘Ve a leer tu diario de pensamientos’.

Sally, de 24 años, estuvo en una posición similar, luego de terminar una relación con su novio hace 18 meses. Al igual que Alex, resistió el impulso de contactarlo, pero no ha sido fácil para ella. “Mi cerebro irracional continúa diciéndome que lo arruiné al terminar con él. He tratado de solucionarlo todo escribiendo todo aquello que estoy sintiendo”, relata.

El Reino Unido ha estado en confinamiento por casi 10 semanas. Mientras cada caso tiene problemas particulares, las personas solteras se enfrentan a nuevas formas de conocer personas, que aunque pueden aliviar un poco el sentimiento de soledad, no son iguales a tener una cita real. Para los especialistas, esto provoca que las personas miren hacia atrás, a la última vez que estuvieron enamorados.

“Es una respuesta muy humana querer cosas que no tenemos”, explica la terapeuta de parejas Kate Moyle. “Durante el confinamiento, esto es más frecuente porque podemos sentirnos solos, especialmente si estamos solteros o vivimos solos, y si empezamos a enfocarnos en relaciones pasadas, podríamos empezar a perder los aspectos positivos de convivir con uno mismo”, agrega.

Este tipo de sentimientos también puede llevar a romantizar relaciones tóxicas. Como en el caso de Alex, ella tuvo que recordarse a sí misma las razones por las cuales su relación no funcionó, con el objetivo de resistirse a ponerse en contacto con él. Sin embargo, es más fácil decir esto que realmente aplicarlo, sobre todo cuando los tiempos son tan inciertos.

“No tenemos idea cuando terminará esta pandemia, y eso nos está cambiando psicológica y emocionalmente a muchos de nosotros”, explica Moyle. “Muchas personas solteras también pueden sentir nervios de tener una cita virtual, en consecuencia, volver a alguien que nos resulta familiar puede resultar más tentador, incluso si la relación no funcionó en su momento”.

Sin embargo, esta “necesidad” que experimentan muchas personas no se limita solo a aquellas que están solteras. Elle Boag, psicóloga social de la Universidad de Birmingham explica que estar en confinamiento con una pareja con la que no sueles convivir puede ocasionar numerosas frustraciones y ansiedad, lo que puede llevar a recordar a exparejas.

“Pasar mucho tiempo juntos puede llevarte a juzgar los comportamientos de tu pareja como molestos y a compararlos a los de tus antiguos compañeros”, explica y agrega que las personas debemos recordar siempre que existe una razón por la cual la relación con tu expareja se acabó.

Un factor esencial: la salud

Boag asegura que la salud es un factor crucial, ya que fuerza a las personas a pensar en su propia mortalidad. “Este miedo puede llevar a las personas a contactar a quienes han sido importantes para ellas en el pasado, especialmente cuando las memorias que se tienen corresponden a tiempos más libres”, explica.

Asimismo, la especialista sugiere a quienes todavía buscan ponerse en contacto con sus exparejas trabajar en las motivaciones propias. ¿Simplemente extrañas tener contacto humano o realmente cometiste un error al terminar esa relación? “Es obvio que algunos exes pueden regresar, y si realmente quieres darte una oportunidad puede valer la pena”, dice Moyle.

Sin embargo, si solamente quieres ponerte en contacto para llenar un espacio vacío, podría existir una alternativa más saludable para trabajar esos sentimientos en un corto plazo. Es importante recordar que tanto tú como tu expareja han cambiado como personas, y es posible que no puedan traer de vuelta aquello que los unía en el pasado.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.