Vacuna contra la COVID-19
Vacuna contra la COVID-19 | Fuente: AFP (Referencial)

El Reino Unido ha encargado 40 millones de vacunas mas contra el coronavirus a Valneva, con lo que ya suma pedidos firmes para 100 millones de dosis de esta farmacéutica franco-austríaca, que ha lanzado la producción sin terminar la fase de ensayos.

Valneva explicó este lunes en un comunicado que el Gobierno británico tiene además opciones para 90 millones de dosis suplementarias, que en caso de confirmarse se entregarían entre 2023 y 2025.

En cuanto al precio de las vacunas, la empresa indicó que el valor de los 190 millones de dosis podría llegar a 1.400 millones de euros.

El laboratorio tiene una planta de producción en Livingston, en Escocia, que podría suministrar vacunas al Reino Unido desde este mismo año.

La farmacéutica ya ha terminado la búsqueda de participantes para el estudio de fase I/II y los primeros resultados se esperan "en los tres próximos meses".

Valneva había anunciado en septiembre de 2020 un primer acuerdo con Londres y el 12 de enero indicó también que está "en discusiones avanzadas" con la Comisión Europea para la compra de 60 millones de dosis.

La vacuna de Valneva se desarrolla a partir de partículas inactivadas del virus de la COVID-19 con una fuerte densidad de proteína S unida a dos adyuvantes.

Se asienta en la tecnología de producción de la vacuna contra la encefalitis japonesa de la propia farmacéutica y se podría conservar a una temperatura de entre 2 y 8 grados.

El presidente del grupo de trabajo del Gobierno británico para las vacunas, Clive Dix, hizo hincapié en que la planta de fabricación que Valneva en Escocia, está ya operativa y podrá aprovisionar las dosis de la vacuna desde que "haya probado su inocuidad y su eficacia" y una vez que haya sido aprobada por la autoridad del medicamento.

(Con información de EFE)

NUESTROS PODCAST

 

"Todo sobre coronavirus": Elmer Huerta conversa con el Dr. César Cabezas, jefe del INS, especialista en enfermedades infecciosas y tropicales para conversar sobre el consejo que ha dado la Organización Mundial de la Salud a todos los países para reforzar su vigilancia genómica con el fin de identificar las mutaciones y variantes del virus y poder mejorar la eficacia en la lucha contra la COVID-19. En Perú se empezó a realizar dicho seguimiento y sus resultados son compartidos con las diferencias organizaciones y grupos internacionales que también realizan dicho seguimiento.