US-POLITICS-ELECTION-TRUMP
Miles de manifestantes irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos para evitar que se reconozcan los resultados de las elecciones presidenciales. | Fuente: AFP or licensors | Fotógrafo: ANDREW CABALLERO-REYNOLDS

El primer ministro británico, Boris Johnson, calificó este viernes como “escenas vergonzosas” en Washington, la irrupción de un grupo de manifestantes al Capitolio estadounidense para evitar que se reconozcan los resultados de las elecciones presidenciales.

A través de un mensaje en su cuenta de Twitter, Johnson aseguró que Estados Unidos es defensor de la democracia a nivel mundial y que es importante que la transición presidencial se haga de manera pacífica y ordenada.

Por su parte, el primer ministro irlandés, Michael Martin, recordó "el vínculo profundo" de su país con Estados Unidos, afirmando que seguía los acontecimientos en Washington con "mucha preocupación y consternación".

También se pronunció el ministro de Relaciones Exteriores británico, Dominic Raab, quien sostuvo que no se puede justificar los intentos violentos por “hacer fracasar una transición legal y conforme del poder”.

Su par irlandés, Simon Coveney, calificó como una agresión deliberada de la democracia, las escenas registradas en Washington DC y dijo que existe un grupo de personas que busca revertir una elección libre y legítima.

En tanto, desde Francia, el canciller Jean-Yves Le Drianm condenó las protestas en el Capitolio y dijo que es necesario respetar “la voluntad y el voto del pueblo estadounidense”.

Al respecto, el Alto Representante de la Unión Europea, Josep Borrell, instó a los manifestantes a que respeten los resultados de las elecciones del pasado 3 de noviembre.

“A los ojos del mundo, la democracia estadounidense parece estar bajo asedio. Es un asalto sin precedentes de la democracia de Estados Unidos, sus instituciones y el imperio de la ley. Esto no es Estados Unidos”, sostuvo.

AFP